Tel: +34 91 433 40 70 Móvil: +34 630 13 92 81 p.gonzalez@cppabogados.com

CALIFICACIONES

PATRICIO GONZÁLEZ – ABOGADOS

Calificaciones

VIDA E INTEGRIDAD FÍSICA
PATRIMONIO

ROBO CON FUERZA
(EN TENTATIVA CON REINCIDENCIA)
CONCLUSIONES PROVISIONALES

Primera.- Sobre las 00:00 horas del día 1 de enero de 2014, el acusado, Sísifo, mayor de edad, nacido el 01-01-1000, nacional de Corinto (España), DNI nº 10.000.000-A y con antecedentes penales computables a efectos de reincidencia (al haber sido ejecutoriamente condenado como autor de un delito de robo con fuerza a la pena de 4 meses de prisión mediante sentencia firme de 03.03.13, dictada por el J. Penal … de … en la Causa …), con ánimo de obtener un indebido enriquecimiento, tras fracturar la ventanilla auxiliar izquierda del vehículo Seat Salamanca matrícula 0001-AAA, propiedad de Ares, debidamente cerrado y estacionado en la C/ Cuatro de Marte, se apoderó, con la ayuda de un destornillador, del Radio-CD marca Sonya, modelo K-PRICHO, que estaba instalado en el turismo, provocando desperfectos en el marco del salpicadero en donde se ubicaba, no llegando a conseguir su propósito al ser sorprendido por un vecino, que con sus voces alertó al propietario, consiguiendo éste dar alcance en su huida al acusado.

El valor de reparación de la ventanilla y de los desperfectos del salpicadero ha sido pericialmente tasado en la suma de 200 euros, siendo reclamado su importe por Ares.

[Los elementos claves de esta calificación son: haber sido condenado por hechos de la misma naturaleza; fractura de la ventanilla (acción que supone ejercicio de fuerza y distingue el robo del hurto); la intención de apropiarse del Radio CD (elemento subjetivo) y la falta de consumación del delito al ser sorprendido y aprehendido. Los daños causados se subsumen en el delito de robo y tan solo generan en el autor la obligación de reintegrar su importe]

Segunda.- Los hechos anteriormente relatados son constitutivos de un delito de robo con fuerza en grado de tentativa de los arts. 237, 238.2º y 240 del Código Penal, en relación con los artículos 16.1 y 62 del mismo texto legal [se aplica la pena inferior en 1 ó 2 grados por la tentativa]

Tercera.- El acusado es responsable de los hechos descritos en concepto de autor, en los términos previstos en los artículos 27 y 28 del Código Penal.

Cuarta.- Concurren en el acusado la circunstancia agravante de reincidencia del artículo 22.8ª del Código Penal [se aplica la pena resultante en su mitad superior].

Quinta.- Procede imponer al acusado la pena de diez meses de prisión, más la accesoria del art. 56 de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y costas procesales (art. 123 CP) [mitad superior de la pena rebajada en un grado].

Responsabilidad Civil.- En tal concepto, el acusado deberá abonar a Ares en la cantidad de 200 euros más el interés legal del artículo 576 de la LEC.

ADMINISTRACIÓN DESLEAL
FALSEDAD DOCUMENTAL
TRÁFICO DE DROGAS
PROSTITUCIÓN
MALVERSACIÓN DE CAUDALES
SEGURIDAD VIAL

DELITO DE LESIONES IMPRUDENTES EN CONCURSO IDEAL CON UN DELITO DE CONDUCCIÓN BAJO LA INFLUENCIA DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS

CALIFICACIÓN: CONCLUSIONES PROVISIONALES

1ª.-  Sobre las 00:00 horas del día 00 de marzo de 2009, el acusado, Ulises, mayor de edad, nacido el 00-00-1000, nacional de España, DNI nº 00.000.000-0 y con antecedentes penales no computables a efectos de reincidencia, cuando conducía el vehículo propiedad de Zeus, marca y modelo OPEL matrícula 0000-AAA, asegurado en la compañía Marte Seguros, a la altura del punto kilométrico 00,000 de la Autovía A-3 (Madrid-Valencia), sentido Madrid, colisionó por alcance, debido a la merma de sus facultades psico-físicas y de su capacidad de reacción por la previa ingesta de bebidas alcohólicas y a la inobservancia de las circunstancias del tráfico, con el vehículo que le precedía, un FORD matrícula 0000-BBB que conducía Menelao, siendo su propietaria Helena, mientras este vehículo se hallaba detenido en la calzada con las luces de emergencia encendidas debido a una retención de tráfico.

El acusado, seguidamente, fue sometido, por Agentes de la Guardia Civil de Tráfico del Destacamento de Troya, a la prueba de detección de alcohol en sangre mediante etilómetro de precisión marca Dragüer, modelo ALCOTEST 7110-E, número de serie ARXH-0047, arrojando como resultado, en la primera de las pruebas practicadas, realizada a las 22:02 horas del mismo día (00.00.00), una tasa de 0,83 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, y en la segunda, practicada a las 22:33 horas, una tasa de 0,82 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, apreciándosele, igualmente, que presentaba síntomas de haber consumido bebidas alcohólicas, tales como aspecto cansado, apatía, vestidos con olor a alcohol, rostro pálido, ojos velados y pupilas algo dilatadas.

Como consecuencia de tales hechos Menelao sufrió lesiones consistentes en cervicalgia y contusión en rodilla izquierda, precisando para su curación, además de una primera asistencia facultativa, de tratamiento médico, tardando en sanar de sus lesiones cuarenta días, estando quince de ellos impedido para la práctica de sus actividades habituales y quedándole secuelas de lesiones meniscales no operadas con sintomatología leve.

El vehículo FORD sufrió, como consecuencia del golpe recibido, daños que han sido pericialmente tasados en la cantidad de 3.000 euros, reclamando su propietaria la indemnización correspondiente.

2ª.- Los hechos narrados son constitutivos de un delito de lesiones imprudentes del artículo 152.1.1º del Código Penal en relación con el artículo 147.1 del mismo texto legal en concurso ideal del artículo 77 del CP con un delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas del art. 379.1 y 2 CP, a penar conforme a la regla establecida en el artículo 382 del Código Penal.

3ª.- De los hechos narrados responde el acusado en concepto de autor en los términos definidos en los artículos 27 y 28 del Código Penal.

4ª.- No concurren en el acusado circunstancias modificativas de la responsabilidad penal.

5ª.-  Procede imponer al acusado la pena de seis meses de prisión, con inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena (art. 56.1.2º CP) y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores durante tres años y diez meses, con pérdida de vigencia del permiso que le habilite para conducir (art. 47, pfo. 3º CP), más las costas del proceso (art. 123 CP).

En concepto de responsabilidad civil, deberá el acusado indemnizar a Menelao en la cantidad de tres mil euros (3.000) por las lesiones padecidas, declarándose la responsabilidad CIVIL DIRECTA de la compañía aseguradora MARTE y subsidiaria de ZEUS. El importe de dichas cantidades se incrementará en los intereses legales previstos en el artículo 576 LEC para el acusado y en los previstos en el artículo 20 LCS para la aseguradora.

Comentario a la calificación

Bajo una misma acción se tutelan dos bienes jurídicos distintos: la seguridad vial y la integridad física. Nos encontramos, pues, ante una situación de concurso de delitos.

Se puede apreciar que, por sí mismo, un choque por alcance no es, en principio, de suficiente relevancia como para encajar dentro de la conducta de un delito de lesiones por imprudencia grave.

Sin embargo, al estimarse que su comisión fue debida al previo consumo de bebidas alcohólicas, el resultado se atribuye no solo a la falta de cuidado en la conducción, o no guardar la debida distancia de seguridad, sino a la infracción más grave que procede de ponerse al volante bajo la influencia de bebidas alcohólicas, como se desprende de la lectura del artículo 382 CP.

Así, independientemente de la mayor o menor antijuricidad de la acción, el artículo 382 CP hace uso de un criterio objetivo para encuadrar la conducta dentro del delito de lesiones por imprudencia, cual es el resultado producido por quien conducía después de consumir alcohol: quien conduce bajo la influencia de bebidas alcohólicas y produce un resultado lesivo es sancionado con la pena más grave en su mitad superior.

Se atienden, pues, exclusivamente a dos factores: la constatación de que el conductor había ingerido alcohol en cantidad suficiente para generar un peligro en la carretera y la evidencia de un resultado lesivo, sin necesidad de valoración alguna de si en la producción de este resultado existió o no imprudencia grave: opera, ope legis, la presunción de que así es.

La regla específica del artículo 382, no es sino la traslación de la pena que, con carácter general, hace el artículo 77.2 CP para los supuestos en los que un delito es medio para la perpetración de otro o cuando un solo hecho constituye dos o más delitos (concurso de delitos).

AGRESIONES SEXUALES
IMPAGO DE PENSIONES
OTROS

QUEBRANTAMIENTO DE CONDENA (CON REINCIDENCIA)
CALIFICACIÓN: CONCLUSIONES PROVISIONALES

PRIMERA.- El acusado, Telémaco, mayor de edad, nacido el 00-00-88, nacional de España, DNI nº 00.000.000-0 y con antecedentes penales computables a efectos de reincidencia (al haber sido ejecutoriamente condenado por sentencia de fecha 22.01.14, firme el 19.03.14, dictada por el Juzgado de lo Penal nº 1 de Ítaca en la causa Juicio Rápido 00/2014, como autor de un delito de quebrantamiento de condena o medida cautelar del artículo 468 CP, a la pena de 10 meses de prisión), aún siendo conocedor de la obligación que le fue impuesta por Sentencia nº 0/00 de 7 de enero de 2014, dictada por el Juzgado de lo Penal nº 2 de Ítaca en la causa Juicio Rápido nº 0/00, ejecutoria 0/14, de no aproximarse a una distancia inferior a 500 metros de su madre, Penélope, de su domicilio o lugar de trabajo o cualquiera otro lugar por ella frecuentado, haciendo caso omiso del mandato judicial, de cuya vigencia era consciente, el día 00 de diciembre de 2014, sobre las 00:00 horas, fue hallado por Agentes de la Guardia Civil de Ítaca mientras se encontraba en la vivienda de Penélope, sita en la C/ Zeus nº 00 de la misma localidad.

SEGUNDA.- Los hechos anteriormente relatados son constitutivos de un delito de quebrantamiento de condena del artículo 468.2 del Código Penal.

TERCERA.- El acusado es responsable de los hechos descritos en concepto de AUTOR, en los términos previstos en los artículos 27 y 28 del Código Penal.

CUARTA.- Concurre la circunstancia agravante de REINCIDENCIA del artículo 22.8ª del Código Penal.

QUINTA.- Procede imponer al imputado la pena de un año de prisión y la accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante la condena más costas (art. 123 CP).

Cuando piense que todo está perdido, todavía se puede seguir peleando ante el Tribunal Constitucional y ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies